Sobreseyeron a Miranda Ruiz, la médica que fue imputada por practicar un aborto legal en Salta

La resolución fue hecha por el juez Luciano Martini de la Sala I del Tribunal de Impugnación. El caso se inició en septiembre del 2021.

Miranda Ruiz, la médica tucumana que fue imputada en Salta por la práctica de una interrupción legal del embarazo (ILE), fue sobreseída. La resolución fue hecha por el juez Luciano Martini de la Sala I del Tribunal de Impugnación de esa provincia, quien consideró que la profesional actuó de acuerdo a la ley 27.610 de interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

El juez señaló en su fallo que «debe afirmarse en grado de certeza que Miranda Ruiz actuó autorizada por la ley; por lo tanto, su actividad fue lícita y ello impone dictar el consiguiente sobreseimiento”.

“Surge con meridiana claridad que existían factores sociales y familiares que ponían en riesgo la salud de J.M., lo cual es confirmado no solo por Miranda Ruiz sino por otros profesionales tanto de las ciencias médicas como de las demás disciplinas que hacen a la cuestión. Esos extremos son corroborados, a su vez, por el informe social”, escribió Martini.

La médica trabajaba en el hospital Juan Domingo Perón de la ciudad de Tartagal y estaba imputada por el delito de «aborto sin consentimiento» por el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Gonzalo Vega.

Vale recordar que la ley 27.610 establece que mujeres y otras personas con capacidad de gestar tienen derecho a elegir la interrupción de su embarazo hasta la semana 14 de gestación inclusive, sin dar motivos y solicitar la interrupción legal.

El hecho

Todo sucedió el 3 de septiembre de 2021, ese día la profesional fue detenida durante algunas horas por haber realizado una interrupción legal del embarazo (ILE).

La médica es residente de medicina familiar y comunitaria, asistiendo a consultas sobre anticoncepción y planificación familiar. Además se encuentra a cargo del consultorio interdisciplinario de interrupción voluntaria del embarazo del hospital norteño.

En el fallo que la liberó sostiene que los resultados de las medidas dispuestas en la causa «en general, no poseen fuerza de convicción que avalen los extremos de la hipótesis fiscal» y demuestran «la existencia de una investigación concluida».

Ruiz también había recibido el apoyo de el ministro de Salud Pública de Salta, Juan José Esteban.

Apoyo de Amnistía Internacional

La organización viajó a Salta con el fin de exigir el fin de la criminalización a la médica y para pedir la eliminación de las barreras que persisten en el acceso a la práctica en toda la provincia.

Sobre el fallo absolutorio, el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) valoró en un comunicado que «reconoce el sentido totalizador del concepto de salud conforme con lo establecido por la Organización Mundial de la Salud».

Además, señaló que la médica «tuvo que atravesar un proceso penal ridículo por un delito inexistente» el cual «no fue inocuo, como no lo es para nadie que atraviese el sistema penal. En el tiempo de un proceso injusto, sufrieron ella, su familia y sus afectos».

«Miranda es parte de un equipo interdisciplinario que garantiza el derecho a una salud integral para las mujeres y de otras personas con capacidad de gestar en zonas rurales, donde el acceso a la salud se ve obstaculizado», dijo el CELS y recordó que los equipos de salud «son una parte fundamental en la garantía del derecho a una vida saludable, digna y libre de violencias».

Please follow and like us: