Rosario: Balaceras contra estaciones de servicio: piden reunión urgente con el gobernador

Las  balaceras contra estaciones de servicio en las últimas horas pusieron en alerta al sector. Así, los estacioneros, tanto trabajadores como empresarios, piden una reunión urgente con el gobernador Omar Perotti pausando la idea de cerrar durante la noche luego de los episodios de violencia que sufrieran. A su vez, desde anoche varios operativos de seguridad se montaron en cercanía de diferentes estaciones rosarinas y la región.

En ese sentido, tanto la Cámara de Estaciones de Servicio (Faeni) como el Sindicato de Obreros de Estaciones de Servicio, Garages, Playas y Lavaderos Automáticos (SOESGPyLA), lanzaron una nota en conjunto dirigida al gobernador Perotti para pedir la audiencia.

“Motiva nuestro pedido la reciente sucesión de hechos de inusitada violencia (balaceras) perpetrados contra estaciones de servicio en Rosario con gravísimo riesgo para sus trabajadores, titulares y público en general”, reza la nota enviada por ambas entidades que firman Alberto Boz, presidente de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior, y el titular del SOESGPyLA, Ismael Marcón.

En ese sentido, el titular del gremio indicó que unos 4 mil trabajadores en Rosario “son los que corren riesgos por la inseguridad. Son turnos rotativos y cualquiera puede estar en riesgo. Pedimos la audiencia con el gobernador para una respuesta contundente, no sólo reunirnos”, planteó.

En tanto, el gremialista dijo que “vamos a llegar a un extremo de suspender la venta nocturna y resguardar al sereno”. Luego agregó: “Sería muy lamentable que una ciudad tan importante como Rosario tenga lugares absolutamente cerrados”.

Por su parte, Marcón contó que el próximo mes se realizan elecciones para la renovación de autoridades de la entidad que hoy conduce, pero descartó que ése fuera el motivo de los ataques armados que sufren los comercios del rubro.

“Nunca resolvimos nuestras dificultades de esta manera. El proceso eleccionario se desarrolla de manera normal”, aseguró, y agregó que “este tipo de acción intimida y preocupa al trabajador y a la clientela”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio (Cesgar), Sebastián Estévez, coincidió en que están “evaluando seriamente esa medida de cerrar las estaciones en el turno noche”. Dijo que “es algo que estamos consensuando entre la comisión directiva y el gremio”, a la vez que indicó que están “sumamente preocupados, pero a la vez muy desconcertados, porque no tenemos indicios de dónde puede venir el tema”.

Cabe recordar que se produjeron dos balaceras a estaciones de servicio, a las que se suma una ocurrida el martes, y en todos los hechos la modalidad fue similar. Una estación de GNC de Villa Gobernador Gálvez fue blanco anteanoche de un ataque a tiros por parte de dos personas que circulaban en moto. También la misma noche fue baleada una estación de servicios ubicada en Mendoza y avenida de Circunvalación, en el oeste de la ciudad de Rosario.